Semana Mundial de la Lactancia Materna 2018


Como cada año, del 1 al 7 de agosto la Waba  (Alianza Mundial pro Lactancia Materna), entidad que trabaja conjuntamente con OMS y UNICEF, coordina la celebración de la Semana Mundial de la Lactancia Materna (SMLM) que en 2018 celebra su 26º aniversario.

En nuestra región se suelen programar una serie de actos y actividades por este mismo motivo pero en la primera semana de Octubre, como viene siendo tradición.

La lactancia materna contribuye al logro de los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) para el 2030. La evidencia científica muestra claramente que la lactancia puede jugar un papel clave ayudando tanto a la salud de la díada madre-bebé como al enfrentamiento de las enfermedades no transmisibles. Así mismo, la lactancia materna es un escudo frente a problemas de nutrición, educación y pobreza, y ayuda al crecimiento económico inclusivo y a la reducción de las desigualdades.

El lema escogido para el año 2018 es: “Lactancia materna: fundamento de la vida. Con este lema, este organismo nos quiere hacer reflexionar sobre lo importante que son los primeros meses de vida de los niños y todas las cosas tan importantes que la leche materna les aporta. Porque la leche de una madre sigue siendo la mejor opción, tanto en el tercer mundo como el mundo desarrollado. Gracias a la lactancia materna, la base de una buena salud para toda la vida, tanto para bebés y como para madres, es mucho mas firme.

La lactancia previene el hambre y la malnutrición en todas sus formas y asegura la seguridad alimentaria para bebés, incluso en momentos de crisis.

En momentos en los que la crisis azota sin cesar determinados sectores de nuestra población, sin que suponga un coste familiar extra, la lactancia es una manera económica de alimentar a los bebés y favorece la reducción de la pobreza.

La nutrición, la seguridad alimentaria y la reducción de la pobreza son fundamentales para conseguir los Objetivos de Desarrollo Sostenible de las Naciones Unidas.

Los Objetivos de la SMLM 2018 se centran en la relación de la lactancia materna con la nutrición, la seguridad alimentaria y la reducción de la pobreza  y para ello es importante:

  • Informar a la población.
  • Anclar la lactancia materna dentro de diferentes agendas políticas (salud,  sostenibilidad, …)
  • Promover el trabajo conjunto y en red de personas individuales y organizaciones.
  • Desarrollar estrategias de difusión y apoyo a la lactancia materna.

Todos nosotros, como sociedad, tenemos un papel importante para asegurar el crecimiento, el desarrollo y la supervivencia de los niños alrededor del mundo. Ayudemos a que estos objetivos se cumplan.

 

Deja un comentario