Rechazo del Pecho

CUANDO EL NIÑO RECHAZA EL PECHO

Introducción:

El bebé que rechaza el pecho o que está inquieto mientras es amamantado, es algo más habitual de lo que puede parecer a primera vista, de hecho, casi todos los bebés presentan algún periodo de rechazo o inquietud durante la etapa de lactancia. En muchos casos esto suele ser motivo de destetes prematuros, no deseados ni por la madre ni por el niño.

Vamos a ver diferentes causas que pueden originar éste trastorno, y también ideas, sugerencias y métodos que las madres y los profesionales pueden poner en práctica para superar e! problema y continuar la lactancia.

Algunas de las causas son comunes, otras no tanto, no están todas ni tampoco todas las soluciones. A veces(la mayoría) no hay una sola causa, se mezclan unas con otras y hay que hacer una verdadera labor de detective, pero aunque no siempre es posible, es importante hallar la causa, ya que según el tipo de problema, se darán uno u otro tipo de sugerencias

Debemos saber que lo que para la madre es un rechazo, a veces no es tal, en algún momento, generalmente entre el segundo y tercer mes, muchos niños parecen rechazar el pecho, maman durante algunos minutos y luego no quieren más. La madre, acostumbrada a que la toma sea normalmente más larga, se asusta pensando que e! bebé ya no quiere el pecho, pero en realidad lo que ocurre es que el bebé ya ha terminado, ha aprendido a mamar de forma rápida y eficaz, y lo que antes le costaba un buen rato, ahora lo consigue en menos tiempo y con menos esfuerzo.

En niños más mayorcítos se puede tratar de un destete natural, aunque esto muy rara vez se produce antes del año y suele ocurrir de manera muy gradual.

Rechazo o irritabilidad

Veamos qué podemos hacer cuando hay un rechazo total o parcial del pecho:

Ante todo y como siempre se empieza por escuchar a la madre e identificar sus sentimientos, que en éstos casos pueden ser de frustración, rechazo, incluso culpabilidad o incapacidad.

Puede estar muy alterada o deprimida. Su autoestima y su confianza en su capacidad para cuidar de su bebé pueden estar afectados. Si además le han dicho que debe destetar a su bebe puede sentir que ha fracasado completamente como mujer y como madre.

Por lo Tanto hay que escucharla reconocer sus sentimientos y tratar de animarla haciéndole ver que ella no es culpable de la situación, que existe alguna razón para ese comportamiento y que hay formas de conseguir que vuelva a tomar el pecho y que en éste momento su bebé la necesita más que nunca.

La primera preocupación de la madre suele ser si el niño está recibiendo suficiente teche, antes de averiguar la causa hay que hablar con la madre de cómo saber si está tomando suficiente:

Se deben vigilar varios factores:

Pañales: Debe mojar de 5 a 6 pañales (desechables) al día y si es menor de 6 semanas debería hacer dos deposiciones como mínimo

Aumento de peso: Hay que tener en cuenta que si el bebé a estado durante un tiempo con lactancia artificial al hacer la transición a leche materna puede haber una ligera pérdida de peso (entre 30 a 60 gr) pero debe estabilizarse y empezar a aumentar de nuevo en unos 5 días.

Deshidratación: Conviene que la madre conozca los síntomas: pocos pañales, perdida de elasticidad de fa piel, somnolencia, sequedad de boca y ojos.

El comportamiento del niño y su evolución también se debe tener en cuenta.

La comodidad de la madre es otra cosa a tener en cuenta, si el bebé no mama o no mama bien, los pechos de la madre pueden congestionarse en pocas horas, hay que animarla a que se extraiga leche para prevenir una mastitis, además puede darle al bebé esa leche en un vasito.

El tiempo que va a durar ésta situación también es un factor importante que hay que hablar con la madre. Algunos casos como una candidiasis o infección de oído, se resuelven pronto, pero en casos como una confusión importante de tetina -pezón puede llevar semanas de paciencia y esfuerzo. En estos casos es esencial el apoyo prácticamente a diario.

Buscar la causa

Para averiguar la causa del rechazo hay que hacer preguntas, teniendo en cuenta que debemos hacerlo sin que parezca un interrogatorio, escuchando atentamente, deteniéndonos en las respuestas que parezcan guiarnos hacia una posible causa y enfatizando en felicitarla por las cosas que hace bien.

RECHAZO DE UN SOLO PECHO

Si el rechazo se produce desde el principio: Averiguar causas médicas, congestión nasal, infección de oído, hernia, problema en la alineación de tas vértebras del cuello, fractura de clavícula. También puede haber habido una "mala" postura en el útero y necesitar unos días para que los músculos de! cuello se relajen. En cualquier etapa de la lactancia: Mastitis, infección de oído, diferencias en los

pechos o en los pezones, volumen reducido en un pecho, en raras ocasiones tumor

en el pecho rechazado.

Qué hacer: dependerá de la causa, en algunos casos se puede "engañar" al bebé para que tome de los dos pechos, por Ej. Variando la postura. En otros, amamantar con un pecho y sacar la leche del otro. Si la situación es permanente se puede mantener la lactancia con un solo pecho, el otro deja de producir leche. En éste caso fa madre tiene que saber que puede haber una diferencia de tamaño de sus pechos mientras dure la lactancia, pero después desaparecerá progresivamente, a algunas madres no les preocupa esto, pero para otras puede ser un problema.

PROBLEMAS Y SOLUCIONES

Por enfermedad o dolor del bebé:

Congestión o infección de oído: Un bebé con la nariz tapada o con otitis puede tener problemas para mamar, por no poder respirar o por dolor. Qué hacer: Para la congestión usar un vaporizador y dar el pecho con el bebé erguido. Para ia otitis poner el tratamiento adecuado (lo hará su pediatra). Si el bebé rechaza e! pecho completamente la madre debe sacarse la leche y dársela al bebé.

Candidiasis: Al bebé le duele la boca. Qué hacer: Poner el tratamiento adecuado, sacar la leche y dársela al bebé. Afortunadamente el tratamiento suele ser muy eficaz y en poco tiempo el bebé y la madre dejan de sentir dolor.

Lesiones durante el parto y otras lesiones físicas: Un parto difícil o una postura rara del bebé en e! útero las ultimas semanas, puede tener consecuencias físicas que pueden hacer incomoda la postura de lactancia para e! bebé. Un hematoma, la luxación de cadera, una fractura de clavícula, también si se ha vacunado o puesto una inyección, si e! niño ha tenido una caída y se ha dado un golpe en la boca. ..Qué hacer: Buscar posturas que resulten cómodas.

Salida de dientes: Las encías sensibles o dolorosas pueden hacer rechazar el pecho al bebé. Qué hacer: Puede aliviar ofrecerle algo frío para mascar antes de la toma, en todo caso siempre es algo pasajero que mejorará en pocos días.

Otras causas

Posición inadecuada: Puede ocasionar falta de leche al no haber una correcta estimulación, falta de leche, hambre, reflejo de expulsión débil... Qué hacer: Corregir la postura.

Confusión entre tetina pezón: El bebé no sabe mamar correctamente, lo rechaza por las causas que hemos visto antes o puede causar grietas, dolor, mastitis... Qué hacer: Enseñar al bebé a mamar correctamente evitando drásticamente las tetinas, favoreciendo el contacto físico madre-hijo...

Ingurgitación (Inflamación del pecho): El bebé no puede agarrarse ai pecho porque está demasiado tirante, o le cuesta mucho mantenerse en él. Qué hacer: Extraer un poco de leche para que el niño pueda mamar.

Pezones planos o invertidos: Algunas veces un bebé puede tener problemas para empezar a mamar, pero hay que tener en cuenta que el niño mama de pecho y no del pezón Qué hacer. Lo mismo que las situaciones anteriores.

Reflejo de expulsión fuerte: El bebé se atraganta y suelta el pecho cuando llega el primer golpe de leche. Qué hacer: Retirar al bebé cuando se produce la subida, (o estimular antes de poner al bebé) y dejar que salga el golpe inicial de leche. Utilizar posturas desde arriba (que la boca y la garganta del bebé estén por encima del pezón).

Reflejo de eyección retardado: El bebé comienza a mamar pero af poco tiempo se enfada, la madre no le oye tragar. Qué hacer: Estimular el pecho antes de poner al bebé para que la leche tarde menos en salir. Es conveniente averiguar la causa por Ej. Una madre fumadora, con demasiado estrés...

Bebé hipertónico (que se arquea): Algunos bebés especialmente nerviosos pueden tener problemas para mamar, se ponen muy tensos cuando la madre intenta darles el pecho. Qué hacer: Tranquilizar ai bebé por Ej. Con un masaje, un baño, una nana... Evitar que sus pies toquen nada, mantener su barbilla pegada a! pecho

Sensibilidad a un alimento o medicamento que ingiere la madre o el bebé: En algunos casos un alimento o un medicamento ingerido por la madre puede provocar el rechazo del pecho porque al bebé le duele, a los pocos minutos de empezar a mamar el bebé se retira llorando como si fa leche fe hiciera daño, puede llegar a asociar mamar con dolor y rechazar el pecho completamente. Atención al tabaco, cafeína y alimentos especialmente alergénicos. Si se le ha administrado al bebé alguna medicación o ha ingerido algún alimento al que sea especialmente sensible, el malestar o et dolor también pueden ser causa de rechazo.

Cambios en el sabor u olor del pezón: Pomadas o cremas para el pecho, colonias, geles, desodorantes, lacas, acondicionadores, detergentes...

Cambios en el sabor de la leche: algunos bebés especialmente sensibles a éstos cambios pueden rechazar et pecho si la madre ha comido una gran cantidad de un alimento en particular. A veces la vuelta de la menstruación puede hacer que el bebé rechace el pecho por un día o dos. La mastitis puede dar un ligero sabor salado que a algunos bebés les desagrada. Qué hacer: La mayoría de las veces no hay que hacer nada especial, basta con evitar el alimento en cuestión, insistir en momentos tranquilos... En el caso de la mastitis dar con el otro pecho y sacar la feche del pecho afectado 2 ó 3 días.

Distracciones y cambios en el desarrollo: Muchos bebés se "olvidan" de mamar cuando hay algún logro importante en su desarrollo, su atención se centra en la nueva habilidad y pueden estar tan distraídos que no quieren hacer otra cosa. Qué hacer: Buscar momentos de calma, dar el pecho en un fugar tranquilo donde no haya distracciones, cuando el niño esté medio dormido...

Sobreestimulación, estrés y alteración emocional: Los tiempos de lactancia estrictos, demasiadas salidas, dejar que el bebé llore continuamente, viajes, gritos, separaciones, mudanzas... Cada niño tiene su propio nivel de tolerancia y s¡ se sobrepasa puede ocasionar rechazo. Qué hacer: Dependerá de cual sea la causa que lo provoca, pero cierta rutina y la tranquilidad en el seno de la familia son buenas no sólo para los bebés, en cuanto la causa desparezca desaparecerá el problema, si no es posible, tratar de persuadir al bebé con las sugerencias que veremos más tarde.

Huelga de lactancia: Es muy raro que un bebé se destete por sí mismo antes del año de edad, la huelga puede aparecer entre los 3 y los 8 meses de edad aproximadamente. En éste caso suele tratarse de una llamada de atención por parte del niño. Qué hacer: Intentar averiguar la causa y tratar de prestar más atención ai bebé, aumentar el contacto piel con piel, darle el pecho cuando está medio dormido, cambiar la postura... Generalmente vuelven a mamar a los 3 ó 4 días.

Aversión agresiva: En muy raros casos hay bebés que rechazan el pecho agresivamente desde que nacen sin causa aparente. El bebé se niega rotundamente a tomar el pecho, incluso a que la madre o cualquier otra persona la coja en brazos, llora, grita, golpea...

Qué hacer: Tratar de ayudar a la madre , enfatizando en que ella no es la causante del problema de su bebé. Es necesario optar por algún método de alimentación alternativo hasta que el bebé acepte el pecho, pero hay que tener en cuenta que, independientemente de cual sea, alimentar a estos bebés siempre es difícil.

Informar a la madre de los distintos métodos de alimentación (taza, cuchara, jeringa...), lo importante es que ¡a madre se sienta cómoda, si e\ biberón es ei método elegido, el problema de la confusión tetina-pezón se podría remediar más adelante, pero hay que tener en cuenta que esto provocaría más tiempo de estrés para la madre y el niño, de manera que sólo se debe optar por éste método como último recurso.

Hay varias fases por las que suele pasar el bebé con éste problema, conocerlas puede ser de gran utilidad para la madre, ya que así sabe qué puede esperar:

1. - El bebé rechaza el pecho agresivamente: el progreso puede ser simplemente que deje de llorar desconsolado, para darle puñetazos en ei pecho.

2. - El bebé llora más en brazos que acostado: crear un ambiente cálido y acogedor para el bebé, sin ruidos y sin luces fuertes.

3. - El bebé se deja abrazar en alguna posición, aunque tal vez no en el regazo; A algunos bebés les gusta estar en brazos mirando hacia delante.

•  - El bebé tolera estar abrazado en ei regazo: empezar con el pecho tapado y cuando parezca estar dispuesto, alimentarle con el pecho descubierto.

5- - El bebé intenta tomar el pecho con su boca: permitir al bebé juguetear con el pecho, pero todavía puede que tarde en empezar a mamar realmente.

6. - - El bebé lame la [eche que está en el pezón: cuando empiezan a sacar la lengua para lamer el pezón e señal de que se acerca el fina!.

7. - El bebé intenta succionar: si está alimentado con biberón, éste es el momento de dejarlo y utilizar otro método alternativo

8. - El bebé toma la feche del pecho: es importante que la madre cuente los pañales mojados y sucios para estar segura de que recibe suficiente pecho. Se puede disminuir progresivamente la cantidad de leche que se ofrece con otro método.

9. - El bebé toma bien el pecho: en la mayoría de ios casos el niño ya toma bien el pecho para la etapa de crecimiento rápido (entre la segunda y la tercera semana de vida).

Es muy importante que la madre tenga apoyo constante para no sentir que ella es el problema. Conviene animarla para que esté cerca de su bebé, aunque esté acostado, ella puede estar a su lado, esto ayudará a que desarrolle un sentimiento positivo hacia él.

COMO PERSUADIR AL BEBE A TOMAR EL PECHO

Como hemos dicho al principio, !o primero es tratar de encontrar la causa. Los pasos que hemos visto antes sirven para todos, o casi todos los casos, aunque no necesariamente pasarán todas las etapas. Lo más importante es la paciencia y la perseverancia por parte de la madre.

Se pueden hacer varias sugerencias:

•  Dar el pecho cuando está adormilado, tranquilo.

•  Probar diferentes posturas, buscar la comodidad de ambos.

•  Dar el pecho en movimiento (mientras ¡a madre camina o en una mecedora).

•  Aumentar el contacto piel con pie!.

•  Amamantar en un iugar tranquilo y con poca luz.

•  No esperar que e! bebé esté demasiado hambriento.

•  Dar el pecho en la bañera.

•  Dedicar tiempo a acunarlo y acariciarlo.

•  Usar una mochila porta bebé o un trapo:

•  Dormir juntos.

•  Poner unas gotas de leche sobre el pezón

•  Calmarlo antes de ofrecer el pecho...

FUENTE: Foro Mundopadres

Si eres el autor de este artículo y consideras que debemos retirarlo ponte en contacto con nosotros.